Nanofiltracion o Ultrafiltracion


Nanofiltracion o Ultrafiltracion

Filtración con membranas

Para determinados casos una filtración con membranas puede suponer la mejor alternativa de tratamiento. Membranas de nanofiltración, microfiltración o ultrafiltración pueden separar infinidad de contaminantes de un efluente acuoso.

La filtración convencional (lenta y rápida) usa material particulado, mientras que la filtración por membranas emplea membranas especiales. La diferencia entre las categorías reside en el tamaño de los poros de la membrana filtrante. En tal sentido, la propiedad desinfectante de estas membranas depende de la capacidad que tengan para retener los microorganismos patógenos debido a que las dimensiones de estos son superiores al tamaño de los poros.

Las membranas para tratamiento de agua, pueden trabajar en continuo, ahorran energía, son fácilmente escalables y combinables con otros procesos. Entre las ventajas del uso de membranas en el tratamiento de agua potable se encuentran: el efecto de barrera absoluta contra los microorganismos, menor requerimiento de cloro para la desinfección secundaria y menor tamaño de la planta. Cada tipo de membrana también tiene sus ventajas específicas.

Existe una gran diversidad industrial en cuanto a sus aplicaciones:
– Tratamiento de aguas industriales
– Tratamiento de emulsiones de aceite en agua. Recuperación de aceites lubricantes (UF)
– Eliminación de sólidos y coloides en aguas de entrada a industrias (MF, UF)
– Eliminación de metales en aguas residuales (UF)
– Obtención de agua ultrapura en la industria de semiconductores (UF)
– Recuperación de pinturas, pigmentos y colorantes (UF)
– Recuperación de disolventes de extracción de aceites (UF)
– Concentración de látex, pectina y agar (UF)
– Tratamiento de efluentes de la industria papelera (UF)

 

 



Soluciones en Tratamiento de Agua